16 may. 2018

SIMA DEL PERRO (BARX)





Después de varios intentos, por fin salimos de cueva. Esta vez fue a una de las zonas de la Comunidad Valenciana que posee gran cantidad de cavidades interesantes.
La elegida esta vez fue la Sima del Perro, una cueva cómoda, sencilla, pero entretenida.
Encontrar la cueva no es problema, ya que el acceso se encuentra pegado a la carretera y el coche se puede dejar a escasos 20 metros.
La zona en donde se encuentra esta cueva merece la pena la visita. La población de Barx se sitúa entre las sierras de Buixarró y Mondúver, en un pequeños valle. Los macizos montañosos que rodean la población invitan a pensar en subirlos alguna vez, aunque por el momento, lo que hacemos nosotros...es bajarlos.
Después de un estrecho acceso, aparece la primera dificultad que es una pequeña sima de unos cuatro metros.
Nada más terminar esta pequeña bajada, empieza la tirada más larga que tiene este cavidad. Se trata de una sima en pendiente de unos cuarenta metros, con varios fraccionamientos intermedios, que anteceden al último pozo de unos 10 metros.
El descenso se realiza sin problemas, cómodo y tranquilo.
Después de pegar un bocado en el interior de la cueva, para no perder las buenas costumbres, iniciamos el camino de regreso a la superficie.
Pasando un poco más de la mitad de la sima se puede acceder a una zona adyacente, la llamada sala de las raices, donde la cavidad se extiende un poco más.
Cuando estábamos terminando el ascenso coincidimos con un grupo de compañeros espeleólogos que también iban a explorar la cueva y que debido a la estrechez del acceso, tuvieron que esperar a que saliéramos.
Salimos cerca de las dos y media, por lo que decídimos comer juntos en Barx. Hacía tiempo que no estábamos juntos y había que aprovechar.
Estuvimos también hablando sobre el curso de iniciación a deportes de aventura Nuevas Huellas 2018, organizado por la OJE en la Comunidad Valenciana y en donde participamos como uno de los grupos encargados de preparar una de las actividades.
También nos comprometimos a intentar salir más, ya que ultimamente, por unas cosas o por otras, estábamos saliendo menos. A ver si lo cumplimos...